DESCRIPCIÓN GENERAL

En general, el sistema de gobierno de Finlandia [3] está bien desarrollado, es eficiente y transparente, y el país ha mejorado constantemente su posición en muchos rankings internacionales. Igualmente, el nivel de corrupción en general ha sido bajo en Finlandia. Derivado de una situación que el país enfrentó, posterior a 2008, se tomaron rápidamente medidas para frenar la corrupción en el financiamiento político finlandés, como las siguientes: se aprobó una ley que exige la divulgación de donaciones a candidatos y partidos, en 2009; una reforma del sistema electoral, en 2012, que redujo el número de distritos electorales y aumentó la proporcionalidad del sistema electoral, además, un mecanismo participativo introducido en 2012 para que los ciudadanos puedan proponer reformas legislativas en línea.[4]

De acuerdo con Business Anti-Corruption Portal, la corrupción no afecta significativamente a las empresas que operan en Finlandia. El sistema regulatorio finlandés es transparente y la corrupción administrativa es casi inexistente debido a una cultura administrativa de transparencia y apertura, un fuerte sistema de controles internos y externos, y la participación de la sociedad civil en la gestión de los asuntos públicos. El marco anticorrupción generalmente se aplica bien, pero Finlandia ha sido criticada por no investigar y procesar adecuadamente el soborno extranjero.[5]

Asimismo, el Grupo de Estados contra la Corrupción (GRECO) del Consejo de Europa recomienda al país establecer estándares de conducta claros para los ministros y altos funcionarios del gobierno. Pues, es importante que el gobierno sea más proactivo en el desarrollo de la conciencia de sus miembros sobre sus desafíos específicos de integridad y en la mejora de la gestión de los conflictos de intereses. También solicita a las autoridades finlandesas que refuercen los procedimientos para responsabilizar legalmente a los ministros de los gobiernos de las violaciones de la ley.[6]

NORMATIVA

El estado de derecho es un pilar básico de la sociedad finlandesa. La cultura política prioriza la seguridad jurídica, condena cualquier combinación de intereses públicos y privados y evita que los funcionarios públicos abusen de su posición en favor de intereses privados.

Varios mecanismos individuales contribuyen al éxito finlandés en el combate a la corrupción, incluida una auditoría estricta del gasto estatal; regulaciones nuevas y más eficientes sobre el financiamiento de partidos; disposiciones legales que penalizan la aceptación de sobornos; pleno acceso de los medios y el público a la información relevante; declaraciones de bienes públicos; y persecución legal consistente de actos corruptos.[7]

Asimismo, el Código Penal de Finlandia prohíbe el soborno activo y pasivo, la malversación de fondos, el fraude y el abuso de poder, abuso de confianza y abuso de información privilegiada. Penaliza el soborno entre empresas, el soborno de funcionarios públicos finlandeses y extranjeros, y el soborno a través de intermediarios. Así, las personas y las empresas podrían ser sujetas a procedimientos por delitos de corrupción penal. Una empresa puede ser considerada penalmente responsable por los delitos de corrupción cometidos por personas que trabajan en su nombre. Las leyes anticorrupción generalmente están bien implementadas. Sin embargo, la OCDE ha criticado la falta de condenas por delitos de soborno en el extranjero.[8]

COMPETITIVIDAD GLOBAL


En 2019, Finlandia obtuvo una puntuación de 80.2 en el Índice de Competitividad Global (ICG) 2019 publicado por el Foro Económico Mundial, el cual mide cómo utiliza un país sus recursos y sus capacidades para proveer a sus habitantes de un alto nivel de prosperidad. El país ocupa el lugar número 11 de los 141 países que se analizan.[9]

Particularmente, algunas variables relacionadas con el control de la corrupción se encuentran en uno de los doce pilares que integran el ICG 2019, específicamente en el Pilar 1: Instituciones, en donde Finlandia obtuvo los siguientes resultados:

El Pilar 1: Instituciones captura aspectos como: seguridad, derechos de propiedad, capital social, controles y balances, transparencia y ética, desempeño del sector público y gobierno corporativo. Pues, las instituciones impactan la productividad, principalmente a través de incentivos y reduciendo las incertidumbres. Así, resulta importante medir cómo al establecer restricciones, tanto legales (leyes y mecanismos de aplicación) como informales (normas de comportamiento), las instituciones determinan el contexto en el que los individuos se organizan, así como a su actividad económica.

PRINCIPALES INSTITUCIONES ENCARGADAS DEL COMBATE A LA CORRUPCIÓN

SISTEMA JUDICIAL

El poder judicial es independiente de los poderes ejecutivo y legislativo. Los jueces de la Suprema Corte son nombrados para puestos permanentes por el presidente de la república. A su vez, los jueces de la Suprema Corte nombran a los jueces de los tribunales inferiores. El defensor del pueblo es un funcionario independiente elegido por el parlamento, éste y el defensor del pueblo adjunto investigan las quejas de los ciudadanos y realizan investigaciones. [14]

La administración judicial se imparte por tribunales de justicia independientes, la fiscalía, las autoridades de ejecución, que se encargan de la ejecución de las sentencias; la Agencia de Sanciones Penales, que se encarga de la ejecución de las penas privativas de libertad; el Colegio de Abogados y otras vías legales.[15]

De acuerdo con Business Anti-corruption, existe un bajo riesgo de corrupción en el sistema judicial de Finlandia. Los pagos irregulares y los sobornos se perciben como extremadamente raros en el sistema judicial. Las encuestas públicas revelan que los ciudadanos no pagan sobornos a los jueces y que el sistema judicial se considera una de las instituciones menos corruptas de Finlandia. Cuatro de cada cinco empresas perciben la independencia de los jueces y los tribunales como bastante buena o muy buena.[16]

POLICÍA

Los poderes de la policía y los principios clave del trabajo policial se rigen de acuerdo con la siguiente normativa: Ley de policía, Ley de medidas coercitivas y Ley de investigación criminal. En las disposiciones sobre los poderes de la policía, se han tenido en cuenta los derechos humanos y las libertades fundamentales. Además de la legislación, las operaciones policiales se guían por la ética policial y las expectativas de los ciudadanos. Como organización, la Policía está sujeta a una guía de desempeño, que incluye un plan de desempeño con prioridades y objetivos aprobados anualmente.[17]

Respecto a la percepción, de acuerdo con el Eurobarómetro en su informe especial de corrupción, la institución en la que se confía con mayor frecuencia para hacer frente a la corrupción en Finlandia es la policía. Asimismo, sólo el 5% de los encuestados considera que la policía acepta sobornos y abusa del poder para beneficio personal de forma generalizada.[18]

SERVICIOS PÚBLICOS

Los finlandeses rara vez observan o experimentan corrupción en su vida cotidiana, debido a que en Finlandia existe muy poca corrupción a “nivel de calle”. La corrupción a “nivel de calle” hace referencia a corrupción en actividades destinadas a satisfacer las necesidades básicas de las personas, como dar un soborno para recibir un tratamiento adecuado en un hospital.[19]

Esta sección se centra en las opiniones del público en general sobre el alcance de la corrupción en las instituciones públicas a nivel local, regional y nacional; si creen que el uso del soborno y las conexiones facilita la obtención de ciertos servicios públicos; y si piensan que hay suficiente transparencia y supervisión de la financiación de los partidos políticos dentro de su país.

Según el Eurobarómetro, la percepción sobre la corrupción en las instituciones públicas locales o regionales sobre el alcance de la corrupción en Finlandia es del 36%, lo cual lo ubica como el país perteneciente a la Unión Europea con menor percepción de corrupción en las instituciones públicas. Puesto que, los pagos irregulares y los sobornos casi nunca ocurren cuando se obtienen servicios públicos, permisos comerciales, licencias y otros servicios relacionados. [20]

CONTRATACIÓN PÚBLICA

Los procedimientos de contratación pública deben llevarse a cabo de conformidad con la legislación nacional de contratación pública y las directivas de contratación de la Unión Europea. El objetivo principal de la regulación de las adquisiciones es aumentar la eficiencia en el uso de fondos públicos y mejorar la competitividad de las empresas europeas, incluidas las empresas finlandesas. La legislación europea se esfuerza por garantizar la libre circulación de bienes, servicios, capital y trabajo. Estas son las libertades fundamentales establecidas en el Tratado Constitutivo de la Unión Europea.[21]

Los riesgos de corrupción en el sector de adquisiciones públicas de Finlandia son de moderados a bajos. Las empresas perciben como algo raro el favoritismo en las decisiones de los funcionarios del gobierno y la desviación de fondos públicos.[22]

En materia de contratación pública local, Finlandia posee una Unidad de Asesoramiento sobre Contratación Pública, que funciona bajo los auspicios de la Asociación de Autoridades Locales y Regionales de Finlandia. La Unidad proporciona a las entidades contratantes información sobre la aplicación de la legislación sobre adquisiciones y sobre los procesos de adquisición. Además, tiene en funcionamiento la Autoridad Finlandesa de Competencia y Consumo (FCCA) la cual se encarga de supervisar el cumplimiento de la legislación que rige las adquisiciones públicas, especialmente las adquisiciones directas ilegales.[23]

SOCIEDAD CIVIL

Los derechos civiles en general están fuertemente protegidos, por ejemplo, recientemente se aprobó el matrimonio entre personas del mismo sexo y los derechos de adopción. Las normas contra la discriminación son amplias. La seguridad jurídica es una parte importante de la cultura política.[24]

El mantenimiento de diversas formas de participación ciudadana, medios de comunicación independientes y autorregulados, un alto nivel de educación, acceso público a documentos oficiales, roles bien definidos de instituciones atractivas y la posibilidad de presentar apelaciones con ayuda legal profesional, son mecanismos que Finlandia utiliza a su favor para lograr un menor nivel de corrupción.

Además, a medida que aumenta la conciencia entre los ciudadanos es más fácil que se presenten quejas. En este sentido, los ciudadanos tienen más confianza para ponerse en contacto con la autoridad de apelación y para cuestionar las decisiones que las autoridades han tomado. Esto también se puede ver en un contexto más amplio donde los ciudadanos no son sujetos de administración, sino ciudadanos soberanos que pueden influir en las cosas que les conciernen. [25]

Igualmente, de acuerdo con Freedom House, la libertad de expresión en Finlandia está protegida por el artículo 12 de la Constitución y la Ley de 2003 sobre el ejercicio de la libertad de expresión en los medios de comunicación. Los medios de comunicación en Finlandia suelen ser independientes y libres de presiones políticas o censuras.[26]

PROTECCIÓN A DENUNCIANTES (WHISTLEBLOWING)

Finlandia no cuenta con legislación especial de protección a denunciantes. Sin embargo, los programas de denuncias existentes deben cumplir con los requisitos generales establecidos en la Ley de Datos Personales, la Ley de Protección de la Privacidad en la Vida Laboral y la Ley de Contratos de Empleo.

Existen límites en cuanto a quién puede hacer una denuncia de irregularidades bajo estos programas, pues solamente los empleados, gerentes y ejecutivos de la organización tienen este derecho. Los proveedores externos, por ejemplo, no pueden hacerlo. Asimismo, no todos los empleados, gerentes y ejecutivos pueden ser objeto de un reporte o denuncia.

En cuanto a las denuncias anónimas, en la legislación finlandesa no existe un estatuto que prohíba específicamente la notificación anónima. Sin embargo, una persona tiene derecho a ser informada sobre la fuente de información, lo que tiende a excluir la posibilidad de denuncia anónima.[27]

El 7 de octubre de 2019, el Consejo de la Unión Europea adoptó formalmente nuevas normas sobre la protección de denunciantes. Las nuevas normas exigen que se establezcan cauces seguros para poder denunciar infracciones dentro de una organización —privada o pública—como a las autoridades. Además, brindará a los denunciantes un elevado nivel de protección contra las represalias y exigirán a las autoridades nacionales que informen debidamente los ciudadanos y formen a los funcionarios sobre el modo de proceder ante las denuncias. Los Estados miembros dispondrán de dos años para incorporar las nuevas normas en su ordenamiento jurídico interno (incluido Finlandia).[28]


DESCARGA DE FICHA

Si quieres descargar la ficha de información de la buena práctica, puedes hacerlo aquí.


FUENTES CONSULTADAS

[1] El Índice de Percepción de la Corrupción elaborado por Transparencia Internacional combina datos de una variedad de fuentes distintas que recogen las percepciones que tienen empresarios y especialistas de 180 países sobre los niveles de corrupción en el sector público. Para mayor referencia sobre la metodología del IPC, véase, Índice de Percepción de la Corrupción 2019: Breve nota sobre la metodología, disponible en: https://www.transparency.org/cpi2019

[2] El IPC2019 utiliza una escala de 0 a 100. 100 podría entenderse “sin corrupción” y 0 podría entenderse como “altamente corrupto”.

[3] Bertelsmann Stiftung (2019). Sustainable Governance Indicators 2019, Finland Report. Disponible en https://www.sgi-network.org/docs/2019/country/SGI2019_Finland.pdf

[4] NOTA: La información del Banco de Buenas Prácticas es de carácter informativo. Las prácticas no son evaluadas bajo ninguna metodología o criterios específicos.

[5] Business Anti-Corruption Portal (Consultado en febrero de 2010). Finland Corruption Report. Disponible en: https://www.ganintegrity.com/portal/country-profiles/finland/

[6] Council of Europe (Consultado en febrero de 2020). Finland encouraged to boost anticorruption policy in central governments and law enforcement agencies. Disponible en: https://bit.ly/37jujbr

[7] Bertelsmann Stiftung (2019). Op. cit.

[8] Business Anti-Corruption Portal, Op. cit.

[9] World Economic Forum (2019). The Global Competitiveness Report 2019. Disponible en: http://www3.weforum.org/docs/WEF_TheGlobalCompetitivenessReport2019.pdf

[10] Las puntuaciones se encuentran en una escala de 0 a 100, donde 100 representa la situación óptima.

[11] Ministry of Justice (Consultado en febrero de 2020), Anti-corruption efforts. Disponible en: https://oikeusministerio.fi/en/anti-corruption-activities

[12] La Autoridad Fiscal Nacional, Finlandia (Consultado en febrero de 2020). Disponible en: https://syyttajalaitos.fi/en/the-national-prosecution-authority

[13] Ministry of the Interior (Consultado en febrero de 2020). Ministry of the Interior. Disponible en: https://intermin.fi/en/ministry

[14] Bertelsmann Stiftung (2019). Op. cit.

[15] Ministry of Justice (Consultado en febrero de 2020). Judicial System. Disponible en: https://oikeus.fi/en/index.html

[16] Business Anti-Corruption Portal, Op. cit.

[17] Police of Finland (Consultado en febrero de 2020). Acerca de la policía. Disponible en: https://www.poliisi.fi/about_the_police

[18] European Comission (2017). Special Eurobarometer, Report Corruption. Disponible en: https://bit.ly/2jaMXPR

[19] Anti-Corruption.fi (Consultado en febrero de 2020). Corrupción en Finlandia. Disponible en: https://korruptiontorjunta.fi/en/corruption-in-finland

[20] European Comission (2017). Op.cit.

[21] Anti-Corruption.fi (Consultado en febrero de 2020). La lucha contra la corrupción en Finlandia. Disponible en: https://korruptiontorjunta.fi/en/combating-corruption-in-finland

[22] Ministry of Economic Affairs ans Employment of Finland (2017). Public procurement is regulated. Disponible en: https://tem.fi/en/public-procurement

[23] Business Anti-Corruption Portal, Op. cit.

[24] Bertelsmann Stiftung (2019). Op. cit.

[25] Salminen et. al. (2007). The control of corruption in Finland. University of Vaasa, Finlandia. Disponible en: http://www.ramp.ase.ro/en/_data/files/articole/9_02.pdf

[26] Freedom House (2019). Freedom in the World 2019. Disponible en: https://freedomhouse.org/report/freedom-world/2019/finland

[27] The World Law Group (2016). Global Guide to Whistleblowing Programs. Disponible en https://bit.ly/39vcW9s

[28] Consejo Europeo. Consejo de la Unión Europea (Consultado en febrero de 2020). Mejor protección para los denunciantes: nuevas normas en toda la UE a partir de 2021. Disponible en: https://bit.ly/2SAZbPA