¿QUÉ ES?

Los empleados del sector público en Canadá[3] deben adherirse al Código de Ética y Valores para el Sector Público como una condición en la relación laboral. Este documento establece los valores que deben guiar a los funcionarios públicos y los comportamientos esperados en todas las actividades relacionadas con el desempeño de sus deberes.[4]

El Código constituye el manual de conducta general para el sector público federal, pues enumera cinco valores: respeto por la democracia, respeto hacia las personas, integridad, administración y excelencia. Además de incorporar los principios establecidos en el Código de Ética, cada organización pública debe implementar su propio código de conducta organizacional en coherencia con los cinco valores anteriormente citados.[5]

Dentro de los comportamientos esperados de los servidores públicos se encuentran[6]:

  • Defender la democracia parlamentaria canadiense y sus instituciones.
  • Respectar la dignidad humana y el valor de cada persona.
  • Servir al interés público.
  • Usar los recursos públicos responsablemente.
  • Demostrar excelencia profesional.

¿QUIÉNES INTERVIENEN?

El Código de Ética y Valores para el Sector Público incluye a todos los servidores públicos, es decir, a toda persona empleada en el sector público que, según la definición de la Ley de Protección de Divulgación de los Servidores Públicos (PSDPA por sus siglas en inglés), comprende la administración pública central, las agencias separadas y las corporaciones de la Corona. Así como, a todos los miembros de la Policía Montada de Canadá y todos los directores ejecutivos (incluyendo los ministros). [7]

La responsabilidad de promover la ética pública y proporcionar orientación sobre manejo de conflictos de interés se encuentra en manos de individuos dedicados y capacitados, quienes deben rendir cuentas de su labor.

Así, Canadá cuenta con altos funcionarios de valores y ética del servicio público quienes se encargan de apoyar al titular adjunto para garantizar que el organismo ejemplifique los valores del servicio público en todos los niveles de sus organizaciones.

El alto funcionario promueve la concientización, la comprensión y la capacidad para aplicar el Código entre los empleados y garantiza que existan prácticas de gestión para respaldar el liderazgo basado en valores.[8]

¿CÓMO FUNCIONA?

La aceptación de los valores contenidos en el Código, así como la adherencia a los comportamientos esperados de los servidores públicos son un requisito indispensable para todos aquellos que son titulares de un empleo en las instituciones públicas. Las acciones en contra de estos valores o comportamientos pueden derivar en medidas disciplinarias, incluida la posibilidad de terminación de la relación laboral.[9]

Según lo establecido en las secciones 12 y 13 de la Ley de Protección a los Funcionarios Divulgadores de Actos Reprensibles (PSDPA), en caso de que algún servidor público tenga información relacionada con la violación al Código de Ética, deben manifestarla a su supervisor inmediato, al oficial superior o al Comisionado para la Integridad del Sector Público.[10]

La Oficina del Comisionado de Integridad del Sector Público de Canadá contribuye a fortalecer la rendición de cuentas y aumenta la supervisión de las operaciones del gobierno al proporcionar:

  • A servidores públicos y miembros del público un proceso independiente y confidencial para recibir e investigar divulgaciones de irregularidades en el sector público federal o en relación con este, y al informar los casos fundados al Parlamento y hacer recomendaciones a los directores ejecutivos sobre medidas correctivas; y
  • A servidores públicos y ex servidores públicos un mecanismo para manejar quejas de represalias con el propósito de llegar a una resolución que incluya remitir casos al Tribunal de Protección de Divulgación de Servidores Públicos.[11]

¿DE QUÉ MANERA ESTA PRÁCTICA CONTRIBUYE AL COMBATE A LA CORRUPCIÓN?

Al comprometerse con el Código, los funcionarios fortalecen la cultura ética en el sector público y contribuyen a la confianza en las instituciones. En Canadá, la figura de servidor público es fundamental en el logro del bienestar y el fortalecimiento de la democracia, y se defiende la idea de que los servidores públicos están llamados a salvaguardar la confianza pública.[12]

La existencia y cumplimiento de un Código de Ética y Valores para el Sector Público contribuye a fortalecer la transparencia en la actuación de los servidores públicos y establece una hoja de ruta que guía el comportamiento al interior de las instituciones del Estado, aun cuando estas difieren en su naturaleza, funciones y desafíos.

¿CUÁLES FUERON LOS IMPACTOS DE LA PRÁCTICA?

Las violaciones al Código de Ética y Valores para el Sector Público, así como los comportamientos en contra de la Ley de Protección de Divulgación de los Servidores Públicos son investigados por la Oficina del Comisionado para la Integridad del Sector Público en Canadá. La Oficina envía reportes de los casos al Parlamento una vez concluida la investigación, debe enviarlos dentro de los 60 días siguientes.[13]

A continuación, se esquematizan algunos hallazgos de los años 2018, 2017 y 2016:

Asimismo, de la Oficina del Comisionado para la Integridad del Sector Público ha referido 7 casos al Tribunal de Protección de los Funcionarios Divulgadores, a fin de que este imponga sanciones disciplinarias a aquellos que han tomado represalias en contra de los funcionarios denunciantes.[14]


DESCARGA DE FICHA

Si quieres descargar la ficha de información de la buena práctica, puedes  hacerlo aquí.


FUENTES CONSULTADAS

[1]El Índice de Percepción de la Corrupción elaborado por Transparencia Internacional combina datos de una variedad de fuentes distintas que recogen las percepciones que tienen empresarios y especialistas de 180 países sobre los niveles de corrupción en el sector público. Para mayor referencia sobre la metodología del IPC, véase, Índice de Percepción de la Corrupción 2018: Breve nota sobre la metodología, disponible en: https://www.tm.org.mx/metodologiaipc2018/

[2] El IPC2018 utiliza una escala de 0 a 100. 100 podría entenderse “sin corrupción” y 0 podría entenderse como “altamente corrupto”.

[3]NOTA: La información del Banco de Buenas Prácticas es de carácter informativo. Las prácticas no son evaluadas bajo ninguna metodología o criterios específicos.

[4]Government of Canada (Consultado en agosto de 2019). FAQs on the Values and Ethics Code for the Public Sector. Disponible en:  https://www.canada.ca/en/treasury-board-secretariat/services/values-ethics/code/frequently-asked-questions.html

[5] Government of Canada (Consultado en agosto de 2019). Values and Ethics Code for the Public Sector. Disponible en: https://www.tbs-sct.gc.ca/pol/doc-eng.aspx?id=25049

[6] Ibid.

[7] Ibid.

[8] OCDE (2017), Estudio de la OCDE sobre integridad en México: Adoptando una postura más firme contra la corrupción, Estudios de la OCDE sobre Gobernanza Pública, Éditions OCDE, París. Disponible en: http://dx.doi.org/10.1787/9789264280687-es

[9] Ibid.

[10] Ibid.

[11] Office of the Public Sector Integrity Commissioner of Canada (Consultado en agosto de 2019). Our Vision, Mandate and Values. Disponible en: https://www.psic-ispc.gc.ca/en/our-vision-mandate-and-values

[12] Government of Canada (Consultado en agosto de 2019). Values and Ethics Code for the Public Sector. Disponible en: https://www.tbs-sct.gc.ca/pol/doc-eng.aspx?id=25049

[13] Office of the Public Sector Integrity Commissioner of Canada (Consultado en agosto de 2019). Case Reports. Disponible en: https://www.psic-ispc.gc.ca/en/case-reports

[14] Office of the Public Sector Integrity Commissioner of Canada (Consultado en agosto de 2019). Referrals to the Tribunal. Disponible en: https://www.psic-ispc.gc.ca/en/referrals-tribunal