¿QUÉ ES?

El proyecto tiene como fin establecer la obligación de los servicios públicos (o instituciones públicas) de elaborar códigos de ética[3] con el objetivo de fijar altos estándares de comportamiento para el desempeño de los funcionarios públicos y mejorar la confianza ciudadana en las instituciones.

Por ello, el PNUD y el Director Nacional del Servicio Civil de Chile firmaron un convenio para la realización del proyecto “Diseño e implementación de medidas de probidad y transparencia en los servicios públicos”. Esto, en cumplimiento con los Objetivos del Desarrollo Sostenible adoptados por el gobierno de Chile, en particular con el Objetivo 16 centrado en la promoción de sociedades pacíficas e inclusivas para el desarrollo sostenible, la provisión de acceso a la justicia para todos y la construcción de instituciones responsables y eficaces a todos los niveles, especialmente con aquella meta que busca reducir sustancialmente la corrupción y el soborno en todas sus formas, así como crear instituciones eficaces, responsables y transparentes en todos sus niveles.[4]

Para lograr este objetivo, se creó un subcomité encabezado por el Servicio Civil e integrado por la Contraloría General de la República, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), ChileCompra, la Superintendencia de Valores y Seguros y la Comisión Defensora Ciudadana y Transparencia, para llevar a cabo la labor de elaboración del código de ética que promueva valores y conductas éticas, sirviendo de marco de referencia que permita a los funcionarios públicos adecuar su conducta hacia el buen ejercicio de sus funciones.[5]

¿QUIÉNES INTERVIENEN?

Los actores involucrados en este proyecto son funcionarios públicos, empleados públicos y ciudadanía. Gobierno de la República de Chile, la Dirección Nacional del Servicio Civil (DNSC), Chile Compra, la Superintendencia de Valores y Seguros, la Comisión Defensora Ciudadana y Transparencia, y a Mesa de Trabajo Anticorrupción de la Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción (UNCAC) y PNUD Chile.[6]

¿CÓMO FUNCIONA?

En 2015 comenzó un trabajo conjunto entre PNUD y la Dirección Nacional del Servicio Civil, que buscaba que todos los servicios públicos contasen con un código de ética como una herramienta que fijara altos estándares de comportamiento ético y probo para el desempeño de los funcionarios y las funcionarias públicas, con miras a recobrar la confianza ciudadana en dichas instituciones.

El PNUD apoyó técnicamente mediante capacitaciones y entrega de contenidos, con el fin de mejorar las competencias éticas de quienes desempeñan funciones en cada institución.

El trabajo se desarrolló a través de una metodología participativa, que permitió a cada institución pública realizar un diagnóstico de vulnerabilidades éticas y de probidad e identificar valores y conductas éticas que reflejaran la cultura, misión, visión y objetivos estratégicos acordes a un buen ejercicio de sus funciones.[7]

Con base en la información definida en el acuerdo de cooperación, el proyecto se dividió en dos etapas: la elaboración de los códigos de ética y el diseño e implementación de los sistemas de integridad en cada servicio o institución.

A continuación, se describen ambas etapas del proyecto:

Para la elaboración de los códigos de ética se sugirieron los siguientes temas:

Entre abril y agosto de 2016, el PNUD desarrolló 30 jornadas de capacitación con 900 participantes en total. Además, elaboró material de apoyo para cada una de las etapas del proceso de elaboración: difusión, diagnóstico y redacción de los códigos institucionales.[8]

¿DE QUÉ MANERA ESTA PRÁCTICA CONTRIBUYE AL COMBATE A LA CORRUPCIÓN?

Mediante la elaboración de los Códigos de Ética se buscó mejorar las competencias éticas de los funcionarios y empleados públicos, se propuso aumentar la legitimidad de las instituciones e incrementar la confianza ciudadana. Igualmente, se buscó reforzar el principio de probidad y ética en la función pública, fortaleciendo las capacidades de los servicios públicos.

La implementación de los códigos de ética, además, permitió:

·       La promoción de la cultura de la legalidad, transparencia, integridad y ética en la función pública.[9]

·       Promover estándares éticos y contar con un marco común de conducta para todas las autoridades y funcionarios.

·       Mejorar las “competencias éticas” de los funcionarios, permitiéndoles tomar decisiones que vayan en beneficio del bien común.

·       Mejora el clima laboral al promover obligaciones y derechos comunes, fomentando un ambiente de respeto e igualdad dentro de la Administración Pública.[10]

¿CUÁLES FUERON LOS IMPACTOS DE LA PRÁCTICA?

La implementación de códigos de ética fue un proyecto pionero en la región, logró aplicarse en 256 instituciones del Estado, promoviendo la cultura ética y proba, acorde a la misión y objetivos estratégicos institucionales, así como la definición de valores, derechos y obligaciones de todos los funcionarios y funcionarias.[11]

Dentro de los impactos de la práctica se encuentran los que se mencionan a continuación:


DESCARGA DE FICHA

Si quieres descargar la ficha de información de la buena práctica, puedes  hacerlo aquí .


FUENTES CONSULTADAS

[1] El Índice de Percepción de la Corrupción elaborado por Transparencia Internacional combina datos de una variedad de fuentes distintas que recogen las percepciones que tienen empresarios y especialistas de 180 países sobre los niveles de corrupción en el sector público. Para mayor referencia sobre la metodología del IPC, véase, Índice de Percepción de la Corrupción 2019: Breve nota sobre la metodología, disponible en: https://images.transparencycdn.org/images/2019_CPI_Report_ES_200406_105829.pdf

[2] El IPC2019 utiliza una escala de 0 a 100. 100 podría entenderse “sin corrupción” y 0 podría entenderse como “altamente corrupto”.

[3] NOTA: La información del Banco de Buenas Prácticas es de carácter informativo. Las prácticas no son evaluadas bajo ninguna metodología o criterios específicos.

[4]Naciones Unidas Chile (Consultado en octubre de 2020). PNUD y Dirección Nacional de Servicio Civil firman proyecto para implementar códigos de ética en servicio público. Disponible en: http://www.onu.cl/es/pnud-y-direcccion-nacional-del-servicio-civil-firman-proyecto-para-implementar-codigos-de-etica-en-servicios-publicos/

[5] USAID, Secretaría de la Función Pública y PNUD (Consultado en octubre de 2020).Diseño e implementación de medidas de probidad y transparencia en los Servicios Públicos: Código de ética. Disponible en: https://cutt.ly/tgp4PEq

[6] Ibid.

[7] PNUD (Consultado en octubre de 2020). Sistemas de Integridad y códigos de ética. Mecanismos para prevenir la corrupción y fortalecer la integridad en la Función Pública. Disponible en: https://cutt.ly/pgp4GqR

[8] Ibid.

[9] USAID, Secretaría de la Función Pública y PNUD. Op. cit.

[10] Dirección Nacional del Servicio Civil. Op. cit.

[11] USAID, Secretaría de la Función Pública y PNUD. Op. cit.

Otras páginas de internet, para consulta:

https://www.serviciocivil.cl

http://www.oas.org/juridico/PDFs/mesicic5_cl_insitu_DNSC_ane5.pdf

https://www.serviciocivil.cl/sistemas-de-integridad-y-codigo-de-etica/

https://www.serviciocivil.cl/wp-content/uploads/2018/05/Experiencia-c%C3%B3digos-de-%C3%A9tica-chile.pdf