¿QUÉ ES?

Las compras consolidadas de suministros médicos, en particular medicinas, son una práctica común en todos los países de la OCDE. Por ejemplo, en 2011, Francia[3]arrancó su programa PHARE (por sus siglas en francés), mediante el cual los hospitales se agruparon para hacer compras y ahorrar con economías de escala.

El programa, llamado Desempeño Hospitalario para una Contratación Pública Responsable (Performance Hospitalière pour des Achats Responsables, PHARE), es un programa nacional para desarrollar y estructurar las adquisiciones en los hospitales públicos. El PHARE está diseñado para generar “ahorros inteligentes”, es decir mejores prácticas de contratación pública que brinden a los hospitales espacio fiscal manteniendo a la vez la calidad de la asistencia médica.[4]

¿QUIÉNES INTERVIENEN?

El PHARE es liderado por la Dirección General de Atención a la Salud de Francia y reúne a todos los actores interesados y a los responsables de la toma de decisiones. Hay una etapa piloto en la que participan los directores de contratación de grandes grupos, así como directores y médicos de hospitales.

Se cuenta también con un Comité Nacional de Compras de Productos para Hospitales, en el cual intervienen todas las autoridades regionales de salud de Francia y que se reúne cada mes para compartir y promover buenas prácticas.[5]

Con el PHARE se pretende aprovechar los conocimientos y las sinergias de los operadores ya existentes en el mercado francés, como son: UniHA, UNICANCER, Union des Groupments d’Achats Publics-UGAP y Réseau des acheteurs hospitaliers d’ille de France. Esta última organización ha sido designada por el Ministerio de Sanidad Francés para apoyar y coordinar la red interregional de compradores de grupos de salud en el sector hospitalario no universitario, a través del intercambio de las mejores prácticas y el liderazgo en la profesionalización de las compras, con el objetivo de lograr eficiencias en las adquisiciones de medicamentos, dispositivos médicos o material de oficina.[6]

¿CÓMO FUNCIONA?

El programa PHARE se propone lograr ahorros de millones de euros mediante acciones específicas como las siguientes:

  • Negociar para obtener precios razonables y justificables de los productos.
  • Estandarizar los productos comprados para así evitar costos adicionales por la adquisición de productos demasiado específicos.
  • Utilizar costeo del ciclo de vida para los productos, un método que incluye el costo de instalación y los requerimientos de mantenimiento.
  • Participar con el mercado para mejorar el conocimiento de los productos e innovaciones disponibles en el mismo para alentar la competencia entre proveedores.

Además, se propone mejorar el desempeño hospitalario mediante:

  • La contratación pública conjunta.
  • El nombramiento de un único gerente de contratación pública para cada hospital grande y para agrupamientos de hospitales más pequeños.
  • Un diálogo sincero entre gerentes de contratación pública y los usuarios en todas las categorías del gasto. La idea es que un mejor conocimiento del mercado por parte de los compradores ayude a los usuarios a pensar rutinariamente en sus necesidades en términos de ofertas que propongan la mejor relación calidad-precio.[7]

El funcionamiento del Programa PHARE está estructurado alrededor de 6 ejes principales, como se puede apreciar en la ilustración 1:

  1. Rendimiento de compra;

2. Apoyo a instituciones;

3. Apoyo a Agencia Regional de Salud (ARS);

4. Comunicación;

5. Pilotaje, y

6. Nuevos proyectos.

Fuente: Ministère des Solidarités et de la Santé (Consultado en junio de 2020). Présentation du Programme PHARE. Disponible en: https://solidarites-sante.gouv.fr/IMG/pdf/Programme_PHARE_-_presentation.pdf

¿CUÁLES FUERON LOS IMPACTOS DE LA PRÁCTICA?

El proyecto ARMEN es parte de los ejes principales del programa PHARE[8]: consiste en identificar oportunidades de ganancia resultantes de buenas prácticas, en etapas (oleadas, de acuerdo con la traducción original) de 10 temas o dominios cada etapa.

Para esto, se forman 10 grupos de trabajo de la comunidad hospitalaria integrados por: compradores, farmacéuticos, biólogos, ingenieros y prescriptores de establecimientos de salud, cada uno especializado en un segmento de compras.

Bajo el mando de la Dirección General de Atención a la Salud, la misión de cada grupo es identificar las buenas prácticas que ya se han implementado con éxito en el campo, cuantificarlas y extraer recomendaciones prácticas y operativas.

Estas "economías inteligentes" deben permitir notablemente a las instituciones gastar mejor y, por lo tanto, crear margen de maniobra en beneficio de los pacientes.

Las medidas identificadas, los gastos evitados, así como los ahorros logrados en el sector de compras con el proyecto ARMEN se muestran en la Tabla 1 (la cual es posible visualizar en el archivo descargable de esta buena práctica).

Actualmente, el proyecto ARMEN lleva 6 oleadas o etapas desde su implementación. La 6ª etapa (oleada, en original) tuvo lugar entre marzo y junio de 2019 y se presentó el 24 de junio al Ministerio de Solidaridad y Salud, en presencia de 250 tomadores de decisiones hospitalarias. Integra completamente el enfoque territorial en relación con los Grupos Hospitalarios de Territorios (GHT) y explora nuevas técnicas de compra.

De hecho, los 10 temas de esta etapa han sido estudiados por grupos de trabajo multidisciplinarios, 5 son temas de compras transversales con una fuerte orientación "territorial", como las buenas prácticas de organización de la función de compras y la convergencia de los mercados de GHT.

Los otros cinco están explorando nuevas técnicas de compra, como el control del consumo, las técnicas comerciales del comprador o el problema de "hacer o comprar".

Gracias al trabajo colaborativo de alta calidad ya se han implementado 229 buenas prácticas en el campo de la salud pública, un récord desde el lanzamiento de la primera oleada en 2012. Estas buenas prácticas apuntan a fortalecer la organización de compras en un enfoque territorial y desplegar técnicas de compra innovadoras para mejorar la calidad de la atención.[9]

Si bien, esta buena práctica instaurada en Francia no está directamente relacionada con resultados en el combate a la corrupción, sí es posible prevenir dicho fenómeno con su implementación:  al evitar costos adicionales en la realización de compras de medicamentos y materiales o equipo médico, además ha vuelto eficientes los procedimientos de adquisiciones (evitando espacios para actos de corrupción) y con esto se han generado economías inteligentes.


DESCARGA DE FICHA

Si quieres descargar la ficha de información de la buena práctica, puedes  hacerlo aquí.


FUENTES CONSULTADAS

[1] El Índice de Percepción de la Corrupción elaborado por Transparencia Internacional combina datos de una variedad de fuentes distintas que recogen las percepciones que tienen empresarios y especialistas de 180 países sobre los niveles de corrupción en el sector público. Para mayor referencia sobre la metodología del IPC, véase, Índice de Percepción de la Corrupción 2019: Breve nota sobre la metodología, disponible en: https://images.transparencycdn.org/images/2019_CPI_Report_ES_200406_105829.pdf

[2] El IPC2019 utiliza una escala de 0 a 100. 100 podría entenderse “sin corrupción” y 0 podría entenderse como “altamente corrupto”.

[3]NOTA: La información del Banco de Buenas Prácticas es de carácter informativo. Las prácticas no son evaluadas bajo ninguna metodología o criterios específicos.

[4] OCDE (2016). Mejorando la Contratación Pública en el ISSSTE para Obtener Mejores Resultados. Estudios de la OCDE sobre gobernanza pública. OECD Publishing, Paris. Disponible en: http://dx.doi.org/10.1787/9789264250055-es

[5] OCDE (2016). Op. cit.

[6] Fernández, V. (2018). Gestión integral de la cadena de suministro en un servicio regional de salud: la Unidad de Aprovisionamiento Integral del Servicio Murciano de Salud. Universidad de Murcia. Tesis doctoral. Disponible en: http://hdl.handle.net/10201/55959

[7] OCDE (2016). Op. cit.

[8] Ministère des Solidarités et de la Santé (Consultado en junio de 2020).  Présentation du Programme PHARE. Disponible en: https://solidarites-sante.gouv.fr/IMG/pdf/Programme_PHARE_-_presentation.pdf

[9]Ministère des Solidarités et de la Santé (Consultado en junio de 2020).  Le projet ARMEN. Disponible en: https://solidarites-sante.gouv.fr/actualites/presse/communiques-de-presse/article/achats-hospitaliers-les-resultats-de-la-vague-6-du-projet-armen-confirment-l

‌                 ‌