¿QUÉ ES?

La Guía de Adquisiciones[3] detalla un enfoque integral para la adquisición estratégica: desde el pensamiento estratégico de alto nivel y la planificación comercial, hasta los aspectos operativos de la contratación de un proveedor y la gestión del contrato[4].

La Guía es parte de una iniciativa gubernamental para apoyar las buenas prácticas de adquisición en todo el gobierno y ayudar a que los proveedores se comprometan con las agencias gubernamentales.[5]

¿QUIÉNES INTERVIENEN?

Para la elaboración de la Guía se recibieron aportes y orientación de un grupo integrado por asesores expertos en adquisiciones de los siguientes organismos gubernamentales: el Ministerio de Asuntos Exteriores y Comercio, el Ministerio de Desarrollo Social, la Junta de Salud del Distrito de Auckland, el Ministerio de Agricultura y Bosques, el Ministerio de Justicia, el Departamento de Rentas Internas y el Fideicomiso Público.[6]

¿CÓMO FUNCIONA?

Esta guía ha sido desarrollada para agencias gubernamentales. Es compatible con las buenas prácticas de contratación. Tiene un enfoque estructurado para la adquisición estratégica.

La guía se basa en el ciclo de vida de compras que divide el proceso de adquisición en tres fases: planificación, aprovisionamiento y gestión. A su vez estas fases se dividen en ocho etapas distintas, pero interrelacionadas, que son:  1. Inicio del proyecto; 2. Identificación de necesidades y análisis del mercado; 3. Especificación de requisitos; 4. Planificación del enfoque del mercado y de evaluación; 5. Acercamiento al mercado y selección de proveedor; 6. Negociación y adjudicación de contrato; 7. Gestión del contrato, y 8. Revisión.

ALGUNOS RESULTADOS DE LA IMPLEMENTACIÓN DE LA PRÁCTICA

La Guía contribuye a que las agencias gubernamentales incorporen un enfoque estratégico a su operación, lo que implica comprender la importancia de la adquisición para la agencia en el logro de sus resultados, buscar proveedores y administrar las relaciones para cumplir exitosamente con los objetivos de políticas públicas y las necesidades comerciales, al tiempo que se obtiene una relación calidad-precio.[7]

Cuando las agencias planifican y gestionan por resultados:

1.      Tienen una mejor comprensión de lo que necesitan y operan.

2.      Tienen una visión más clara de la relevancia de su existencia, así como de la definición de sus objetivos y estrategias.

3.      Planifican su trabajo teniendo en cuenta los objetivos, actividades, salidas y resultados.

4.      Logran la concordancia con la planeación y las prácticas éticas.

5.      Realizan un balance del progreso mediante el seguimiento de lo planificado.

6.      Aprenden del éxito y fallas; y tienen la oportunidad de mejorar su operación.

7.      Informan públicamente sobre los resultados para promover la transparencia.

8.      Buscar la mejora continua.[8]

Asimismo, de acuerdo con la Guía práctica de compras públicas del Instituto Mexicano para la Competitividad A.C., Nueva Zelanda se ubica entre los países más avanzados, junto con Australia y Chile, en la generación de manuales para la elaboración de Programas Anuales de Adquisiciones. [9]


DESCARGA DE FICHA

Si quieres descargar la ficha de información de la buena práctica, puedes  hacerlo aquí .


FUENTES CONSULTADAS

[1]El Índice de Percepción de la Corrupción elaborado por Transparencia Internacional combina datos de una variedad de fuentes distintas que recogen las percepciones que tienen empresarios y especialistas de 180 países sobre los niveles de corrupción en el sector público. Para mayor referencia sobre la metodología del IPC, véase, Índice de Percepción de la Corrupción 2018: Breve nota sobre la metodología, disponible en: https://www.tm.org.mx/metodologiaipc2018/

[2] El IPC2018 utiliza una escala de 0 a 100. 100 podría entenderse “sin corrupción” y 0 podría entenderse como “altamente corrupto”.

[3]Para mayor información véase: https://bit.ly/2vi8itH

[4]NOTA: La información del Banco de Buenas Prácticas es de carácter informativo. Las prácticas no son evaluadas bajo ninguna metodología o criterios específicos.

[5] Ministry of Business (consultado en enero de 2019). Guide to procurement. Disponible en: https://www.procurement.govt.nz/procurement/guide-to-procurement/

[6] Ministry of Economic Development (2011). Mastering procurement, A structured approach to strategic Procurement. Disponible en: https://bit.ly/2vi8itH

[7] Ibid., p.7

[8] Ibid., p.5

[9] Instituto Mexicano para la Competitividad A.C., Guía práctica de compras públicas. Recomendaciones para comprar bien a nivel estatal, 2013, disponible en: http://imco.org.mx/wp-content/uploads/2013/7/Guia_de_compras_publicas_011012.pdf